Y ahora que…

No es el propósito de consdesilvia.com participar en polémicas y usar las palabras como armas arrojadizas. No es el propósito, cultivar el odio y la desesperanza, pero, hoy voy a permitirme decir que “NO ES NO”. Y voy a hacerlo porque soy mujer, madre y maestra pero ante todo porque soy persona.

Porque me preocupa y me entristece a partes iguales esta decisión judicial. ¿Qué le voy a decir a mi “Pequeña Campanilla” cuando crezca? Nosotros que la estamos educando como un ser libre, ¿le diremos que su libertad termina ante las garras de unos desalmados? ¿Le diremos que tenga cuidado con lo qué dice, cómo lo dice y qué insinúa? Porque a lo mejor se topa con alguien que interpreta esas palabras o esos gestos como algo más sucio. ¿Mediremos su falda antes de salir de casa? ¿La seguiremos cada noche para ver qué hace?

Y todo eso que le leo en los cuentos de mujeres rebeldes, inteligentes e importantes, de repente lo borraré de un plumazo porque al final salir de casa la pondrá en la boca del lobo y ella se sentirá indefensa y yo arruinada por dentro.

Aquellas personas y somos muchas las que nos hemos sentido perseguidas, acosadas y humilladas por la superioridad de quien teníamos delante, hoy gritamos que ¡basta ya! Nuestra vida, nuestra libertad y nuestros derechos deberían ser los mismos en cualquier lugar del mundo.

Y, ¿ qué le cuento a mis alumnas acerca de la autoestima y el respeto a una misma? Porque ellas están aprendiendo a aceptarse y a mimarse, pero qué hay de quién les roba su inocencia y su derecho a decir “NO”.

Y esto solo puede pararse educando desde casa, siendo ejemplo de respeto y amor hacia el otro, educando en la idea de que somos iguales da igual lo que seamos, mujeres u hombres, hayamos nacido en la India o no…

El cielo es cierto que reparte justicia, pero la terrenal debe ser inmediata porque con decisiones así se tira por tierra la labor de padres, profesores, educadores y hace del ser humano el menos humano de todas las especies que pueblan el planeta Tierra.

Hoy y cada día, en cada esquina, en cada patio, en cada noche cerrada, con minifalda o sin ella, “NO ES NO”.

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario