Virus

En estos días que las noticias están plagadas de datos, números y estadísticas acerca de virus gripales y el mundo anda loco comprando mascarillas y desinfectantes, mi mente vuela y recuerda que los peores virus no son los que se propagan por el aire.

Hablo de esos otros virus que nos atrapan la mente y el alma y consiguen llenarnos de perversidad, desánimo y nos arrastran hacia la oscuridad.

Los gráficos que yo interpreto son esos que nos hablan de suicidios diarios y de niños acosados, no hay peor germen que el que mata poco a poco y silenciosamente. Quizás no de síntomas evidentes pero va dejando señales.

Se habla de bacterias y se insiste en un buen lavado de manos porque la prevención es la única herramienta para evitar el contagio pero para las enfermedades del corazón, ¿qué solución hay? ¿cómo mejoramos las relaciones personales? ¿hay prevención?

Muchas veces planteé esta pregunta a mis maestros de camino y con una sonrisa dibujada en su rostro me dijeron que solo se consigue con paciencia, fe y silencio. Los antibióticos aquí no son efectivos como tampoco lo son en caso de proceso gripal.

Así que hoy vengo a decirles que no nos dejemos llevar por la locura colectiva de las mascarillas y seamos locamente amables, respetuosos y caritativos los unos con los otros.

¡Buena semana!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario