Suspendida en el aire

Hoy cada uno de mis latidos lloran al saber que un ser humano accionó un botón y dejó sin vida a ciento cincuenta almas. 

Hoy me cuestiono a mí misma que tal vez el hombre sea la máquina más perfecta físicamente pero queda demostrado que moralmente no estamos nada evolucionados.

Hoy mi corazón se encoge pensando en los últimos ocho minutos que pasaron esos pasajeros, tal vez, conscientes de todo o tal vez, ajenos a todo. 

Hoy suplico al cielo ayuda y socorro para que familiares y amigos puedan asimilar lo sucedido. 

Hoy todas mis vibraciones y mi sintonía van hacia todas las víctimas para que puedan encontrar la Paz eterna.

D.E.P

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario