Sueños

SUEÑOS QUE VUELAN 

Algunos sueños tardan en hacerse realidad, otros nunca llegan a materializarse por imposibles o simplemente porque no nos toca cumplirlos por alguna razón que nuestra mente no entiende pero que allá en lo más profundo de nuestro ser si atisbamos la respuesta.

Qué sería de nuestra vida sin sueños, ni esperanzas que alcanzar, siempre, siempre son necesarios objetivos y metas para no enredarnos en historias que no nos pertenecen. No hablo sólo de grandes sueños, sino de pequeños gestos, movimientos lentos, y asuntos cotidianos, del día a día. Tal vez, que ese chico que te gusta te devuelva la mirada o que una desconocida te ceda su asiento en el autobús, son acciones pequeñas que hacen que tu día mejore sustancialmente. Aunque yo siempre he sostenido que hay que aprender a bailar bajo la lluvia, está claro que en los días de bajona hay que ir a mínimos.

Yo soy de esas que alberga grandes sueños, no lo puedo evitar, va innato en mí, cuando he alcanzado uno, persigo el siguiente de mi lista o algunos sin perseguirlos se van cumpliendo ellos solos. Y no hablo de temas materiales, si no de otras tantas cosas de la vida; salud, pareja, hijos, amigos, corazón, actitud… hace mucho tiempo, o no tanto, me sentía injustamente tratada por la vida, todos conseguían aquello que querían a la primera y a mí me costaba el doble o el triple. Mi paciencia por aquel entonces estaba bajo mínimos, y ahora con el paso de tiempo me doy cuenta de lo equivocada que estaba, y ha sido de los aprendizajes más importantes de estos años.

Si tuviera delante a mi «yo» de esos años, la abrazaría fuerte y le diría que hay tiempo, que lamentarse no sirve, que hay que seguir luchando, que pensando en el futuro no se disfruta el presente, que la imagen de una contra el mundo es algo anticuado, que los días grises darán paso a los días de sol, que se quiera a sí misma, con sus defectos, porque amar nuestros defectos nos hace conscientes de ellos, y ahí ya hay un objetivo de vida. Le diría que todo llega y si no lo hace hay que confiar, que el amor todo lo puede y que la paciencia es la mayor de las virtudes y una maravillosa demostración de amor.

Muy pronto desde www.consdesilvia.com habrán noticias de «Sueños» cumplidos, por ahora disfruto con uno cumplido que es tenerlos a ustedes ahí leyendo mis cosas y apoyando a este alma de escritora inexperta que teclea para no olvidar y para repetirse a sí misma que los sueños, sueños son.

¡Feliz semana!

Safe Creative #1610170251189

2 comentarios sobre “Sueños

  1. Me encanta Silvia…yo era de esas que nunca cree haber alcanzado sus sueños y poco a poco me di cuenta que no era del todo así….un abrazo, me encanta lo que escribes. Tengo pendiente comprarme tu libro !

Deja un comentario