Primer reto: plantar una semilla

 
Nuevo reto: plantar una semilla.

Compren una maceta, llénenla de tierra fértil, planten una semilla de su flor favorita y añadan un poco de agua. Cada día vayan a mirar su semilla, pero sin impaciencia y háblenle con dulzura. No les importe lo que piensen de ustedes los demás o lo que digan porque hablarán de todos modos.

Ahora ya tienen a alguien a quién cuidar, algo que esperar y un objetivo por cumplir.

Para lograrlo inviertan horas, investiguen sobre su flor, su mejor época de plantación, cuándo florecen y sus necesidades.

Récubranse de amor y confianza en su proyecto, alejen sus miedos y esperen.

Si al final nada florece y ustedes lo intentaron con todas sus fuerzas, siéntase satisfechos y vuelvan a empezar, y si no, evalúen sus fallos, cambien de estrategia e introduzcan las mejoras necesarias.

Tachen de su vocabulario la palabra «culpa» e introduzcan la palabra «solución». Con este sencillo cambio cuantas batallas hubiéramos evitado.

¿Se animan?Yo ya planté la mía.

Les espero hasta el siguiente reto.

¡Feliz semana!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario