A veces, siempre

A veces no necesitas que nadie te ayude a levantarse, solo necesitas que se acueste contigo en el suelo, te de la mano y espere a que estés preparada para levantarte. A veces no necesitas que nadie te de consejos, solo necesitas que ese alguien te escuche y deje que te equivoques. A veces no Read More