Nuevo curso

Todo pasa…

Ya de vuelta de las vacaciones y con las pilas cargadas, damos comienzo a un nuevo curso porque para los que somos maestros el año empieza en septiembre y acaba en junio, así de raros somos.

Este curso empieza para una de forma muy distinta porque tú tienes tus planes y la vida te lleva por otros caminos. Y así es, y muchos cambios se acumulan, y servidora que es bastante torpe para asimilar tanto, deja que la tempestad pase y aguanta el chaparrón.

¿Qué hacer cuando nada se puede hacer? ¿Qué hacer cuando haces todo lo que tienes que hacer? Lo único inteligente y verdadero es esperar. Cuando estamos sumidos en momentos inciertos y difíciles sólo nos salva aquello que dice “todo pasa” y… “esto también pasará”. Créanme que estas tres palabras me salvaron en los peores momentos.

Mis pies nunca supieron parar, mis manos siempre andaron en constante movimiento, mi mente alborotada bulle ideas constantemente porque le gustan los enredos y ¡ay! de este pobre corazón mío que no le da para tanto sentimiento y tanta emoción.

Y aquí estamos inaugurando un nuevo e incierto curso con gran alegría porque de tristezas se encarga ya nuestra mente de recordarlas y de hacerlas presentes. Menos mal que vamos teniendo años y vamos aprendiendo y nos vamos haciendo valientes a base de tropiezos.

Y palabrita que no hay nada que no vaya a pasar…solo hay que reunirse de gente maja y tatuarse la palabra “esperanza”.

¡Feliz inicio de curso!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario