Mamá lavadora

  
¿Qué tal les va señores míos?Una anda organizando el año, como si no hubiera aprendido ya que al final todo saldrá y será como tenga que ser. Pero bueno, una es terca y ahí sigue.

Todos los martes voy con «pequeña campanilla» a música. Ella disfruta y es nuestro «ratito» semanal juntas. No pretendo hacer de ella una Chaikovski, pero si que las canciones, las melodías y las notas musicales formen parte de su vida.

Justo ayer se interpuso en nuestro momento, una reunión pero la cosa se acortó y allá que me presenté. El «papo» salió volando de la clase de música y disfrutamos de lo lindo. 

Cuando llegamos a casa, el cesto de la ropa sucia me saludaba y me decía no se que del detergente y el suavizante pero yo me hice la loca y alargué ese «ratito» juntas y créanme no me arrepiento para nada.

Desde ese instante decidí que no quiere ser más «mamá lavadora». No quiero que «pequeña campanilla» me recuerde como una madre ocupada en las lavadoras y en las tareas hogareñas. Solo será niña una vez y tengo la vida por delante para poner lavadoras.

El recuerdo que yo tengo de mi infancia es el de mi padre colgándose de una reja y matándome a cosquillas para hacerme reír y el de mi madre haciendo horas extra en el parque cerca de mi casa.

Lo dicho señores se acaba una etapa, empieza otra. Ilusión al menos le voy a poner.

¡Feliz día!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario