Maestra y aprendiz

Soy maestra y lo soy por que así lo escogí yo, por vocación, porque me gusta y porque me permite ganarme la vida haciendo algo que me encanta.

Cuando salí de la Escuela de Magisterio tenía en mi cabeza un buen montón de teorías pedagógicas, de unidades didácticas, programaciones y competencias.

Pero pronto me di cuenta que todo eso no era tan necesario como tener dos ojos para observar, dos oídos para escuchar y unos brazos fuertes para dar cariño y demostrar comprensión y empatía.

Y cada día intento enseñar conceptos y más conceptos, pero señores nada comparado con lo que me enseñan mis alumnos. Algunos de ellos han aprendido a su corta edad cosas que a mi me ha costado años entender. Y no hablo de contenidos, hablo de valores, sentimientos y virtudes.

Ellos me enseñan que lo material no importa, que los pequeños detalles son los mejores, que la vanidad no tiene cabida, que el orgullo no existe, que el egoísmo se esfumó, que la paciencia todo lo vence, y que los monstruos peores son los que habitan y duermen dentro de nosotros mismos.

Soy afortunada, ¿no creen? Les deseo la misma suerte a todos ustedes.

Safe Creative #1610170251189

1 comentario sobre “Maestra y aprendiz

Deja un comentario