Liberación

 Cuando el viento, de repente, cambia de dirección y se torna más pesado y molesto, es entonces cuando debemos recogernos el cabello y seguir caminando.

Aceptar los cambios, saber encajarlos y rendirse al propio destino, nos libera y hace que nuestras ataduras emocionales se rompan.

No hay nada que no podamos superar, que no podamos asumir, todas y cada una de las penas y alegrías por las que nos toca pasar, tienen su por qué, su motivo y su causa. 

Aunque parezca imposible, «todo pasa» y un día la luz vuelve a iluminar nuestro sendero. Puede que se sientan cansados, agotados, a todos nos pasa, pero no bajen los brazos, sigan adelante aunque tropiecen y sus pasos sean lentos.

Tengan paciencia, dejen que las nubes negras se alejen y que la tormenta pase y el cálido sol dará paso a una nueva oportunidad. Y algún día darán gracias por lo vivido y lo sufrido porque aprendieron maravillosas lecciones.

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario