Letras doradas 

En estos días vengo pensando, sucedieron cosas en mi vida que me pusieron ante la necesidad de tener que decidir. He tomado muchas decisiones, algunas de ellas importantes, dolorosas, y necesarias.
Ahora tengo la sensación de no tener que escoger, ya todo está elegido por algo superior a mí y ya no importa que tome el camino de la derecha o de la izquierda las cosas serán como marca el argumento del libro de mi existencia. Puedo saltarme algunas páginas, desviarme, o dejar espacios blancos y esa es mi verdadera libertad pero conozco el final del libro y antes o después el argumento quedará resuelto y todos los personajes incluida yo, descansarán para siempre.

Claro que puedo escribir una segunda o tercera parte y darle una y mil vueltas pero el final aparecerá grabado en letras doradas una y otra vez, hasta que pueda aceptar que es así y que escapa a mi control.

Mi libro está lleno de personajes que caminan a mi lado, construyendo mi personaje y el suyo propio, viéndome como me desarrollo y como la trama de mi vida me va enredando. Algunos ya no están pero dejaron su huella en mí, estuvieron enseñándome cada día, pese a ser una alumna algo díscola en esto de la vida. A través de las páginas de mi libro pueden sentirse mis afectos y la añoranza que les tengo porque soy su herencia y ellos son mi elección.

Y ando aprendiendo a decir las cosas con amor, a sanar mis relaciones, a entender que decir «no» no significa dejar de ser amada, y a gestionar mi exceso de amor. Buscaba ser siguiendo el centro, no por vanidad, sino por equivocación, creía que lo necesitaba y desvié el rumbo de mis flechas. La cuestión no es cuanto puedo ser amada, porque lo soy, la cuestión es cuanto amor estoy dispuesta a dar más allá de los personajes de mi libro. Un reto mayor, una total disposición y entrega.

Y así andamos, repasando los hilos del alma que andan flojos, asegurando las velas que nos ayudan a navegar y dejando que la brújula marque el camino a seguir y quién sabe si al final encuentro las letras doradas de un final anhelado.

¡No lo piensen demasiado, solo siéntanlo!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario