Inventariando

 Señores, perdonen por la ausencia de letras estos días pero a veces «pequeña campanilla» se lleva todo mi tiempo.

Llegó el verano, para mí el más caluroso que recuerdo, y no es una frase hecha, porque aquí en el Mediterráneo parece que estemos metidos en una sauna desde que empezó el mes de julio. Y es justo en esta época cuando a una loca como yo le da por empezar a inventariar las cosas de su hogar, limpiar en profundidad, pintar y renovar. Algo en mí no me deja llegar a septiembre con todo a punto. 

Y es en esta época cuando también empiezo a revisar mis objetivos planteados, los conseguidos y los que me quedan por alcanzar. Analizo mi situación, voy elaborando nuevas estrategias para continuar perseverando y tomo fuerzas porque uno nunca sabe cuando el toro le embestirá. 

Si he hecho todo lo que estaba en mi mano me doy por satisfecha, si no ha sido así intento no ser demasiado cruel conmigo mismo porque la autoexigencia está bien en su justa medida.

Señores lectores, que descansen, que disfruten, sean felices y no olviden hacer inventario de sus vidas. No olviden que lo más importante es lo que no es visible a los ojos humanos.

¡Feliz verano!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario