Entrega

  
¿Alguna vez se entregaron absolutamente a alguien o a algo? ¿Alguna vez dejaron de lado toda su parte racional y dieron paso a su lado emocional?En ese momento, ¿olvidaron las consecuencias, los prejuicios o sus reparos?

Cuando les hablo de entrega absoluta a alguien, les hablo de amor puro del que no se puede contener, de ese amor que va más allá de la piel, de ese amor de tú a tú, de alma a alma. De ese amor que solo te hace ver lo mejor en el otro y te hace aceptarle como es sin intentar cambiarle.

Podemos decir que nos entregamos pero, ¿cuántas veces lo hacemos verdaderamente?¿Cuántas veces sin objeciones, sin peros y sin olvidar que no tenemos el derecho de invadir el «yo» del otro?

Ámense señores con entrega absoluta, paso a paso, día a día y si al final no son felices, cambien de sintonía, de música o de zapatos pero no sigan buscando lo que ustedes mismos no son y no dan.

¡Feliz semana, queridos amigos!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario