Elegidos

  
Todos alguna vez queremos ser escogidos y que alguien nos saque a bailar. La cuestión es que no aceptamos la invitación porque nuestras ideas preconcebidas nos nublan el pensamiento.

Si alguien les tiende la mano no la rechacen, solo ese alguien sabe todo la valentía que le hizo falta para pedirles un baile. Al fin y al cabo solo es un baile. Si cuando acabe la música no quieren seguir bailando, sean educados y agradecidos. Pero, y si de repente, sienten que son el uno para el otro…ahí empezará a escribirse un nuevo capítulo de su historia.

Todos queremos ser escogidos alguna vez para un baile, un trabajo, un premio o un abrazo. Y alguna vez  nosotros somos los que escogemos y es igual de difícil elegir y descartar.

Yo fui escogida, tentada muchas veces y rechacé la mano que me invitaba a bailar y solo cuando mi mundo se puso del revés busqué enloquecida esa mano que me había sido tendida tantas veces. Y ahí estaba esperándome en silencio y con absoluto amor. Se apiadó de mí, gracias mano amiga por esperarme.

¡Feliz semana!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario