Alas para volar

  

Pequeña campanilla crece, se hace independiente y me pide unas alas para volar hasta el cielo y que una iaia y un iaio a los que no recuerda le den los mismos abrazos y los besos que a mí cuando era una niña.

Y como no puedo construirle unas alas y el cielo está muy alto, le cuento una historia que hace que cada noche nos asomemos a la ventana en busca de tres estrellas. Con sus ojos marrones, grandes y limpios mira al cielo y pesar de que las nubes cubren el firmamento ella lanza tres besos. Conoceros hubiera sido maravilloso pero soñaros es especial.

Pequeña campanilla quiere entender el mundo y pregunta y pregunta en busca de respuestas y yo no puedo responder a cuestiones que ni yo mismo entiendo.

Pequeña campanilla no dejes nunca de enseñarme porque yo siempre te defenderé con uñas y dientes, porque en mí encontrarás refugio y porque aprenderé a callar y te dejaré volar.

Palabra!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario