8 de marzo

Un año más llega el 8 de marzo para recordarle al mundo que sin las mujeres el mundo no giraría. Y para que seamos conscientes nosotras mismas que el mundo nos necesita, así tal cual somos, con arrugas, con kilos de más y con pelusas en los jerséis.

No me considero feminista pero si lucho por un mundo más justo, más justo para todos, hombres y mujeres. Lucho por cambiar desde mi posición de mujer, madre, maestra y escritora (más bien aprendiz) la educación de unos futuros hombres y mujeres que necesitan aprender que todos somos iguales y que los géneros no existen, solo existen las personas.

La educación desde casa y en la escuela tiene una difícil tarea pero no podemos seguir criando a generaciones de niños y niñas que clasifiquen colores y juguetes por sexo y tampoco podemos escandalizarnos como padres porque nuestro hijo quiera jugar con muñecas o nuestra hija pegarle patadas a un balón.

Nuestros hijos y alumnos tienen que crecer con la idea de la igualdad porque nuestra sociedad no está diseñada para conciliar trabajo y familia, así que hay que compartir las tareas entre todos y ser responsables a partes iguales. Y nosotras las mujeres debemos abandonar la idea de que podemos con todo porque hoy es el día para darnos cuenta y dejar atrás ese sentimiento de culpabilidad por no llegar a todo y apoyarnos las unas a las otras dejando lejos esos pensamientos críticos.

Podemos hoy para el mundo, pero la lucha por la igualdad se construye cada día, así que celebremos este día internacional rindiendo homenaje a las primeras mujeres que revolucionaron el mundo y que fueron olvidadas por una historia escrita por hombres.

Señores de corbata del congreso empiecen a escuchar al pueblo, háganse dignos de la confianza depositada y aprueben leyes que nos hagan más iguales.

¡Feliz día de la mujer!

Safe Creative #1610170251189

Deja un comentario